jueves, julio 23, 2009

Nueva Imagen de la Policía Estatal

A partir de este día el personal operativo de la Policía Estatal, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, Prevención y Readaptación Social de Jalisco inicia un proceso de transformación en cuanto a sus uniformes oficiales.

De esta manera, las autoridades responsables de la seguridad pública en la Entidad, preocupadas por la creciente tendencia de los grupos de la delincuencia organizada que mediante uniformes apócrifos tratan de confundir a la ciudadanía utilizando principalmente prendas negras, buscan poner candados a este tipo de prácticas que cada vez se han vuelto más frecuentes a lo largo del país.

Así mismo, con este nuevo tipo de prendas, se brindará al personal un aspecto más operativo y acorde a las necesidades actuales del servicio que se otorga a los jaliscienses.




En junio pasado se oficializó mediante publicación en el Periódico Oficial del Estado de Jalisco el acuerdo emitido por el Gobernador del Estado, Lic. Emilio González Márquez, mediante el cuál se reformó el artículo 51 del Reglamento de la Policía Estatal para dar paso de manera formal al proceso de modificación de los uniformes que distinguen a los diversos cuerpos operativos, agrupamientos y escuadrones que integran la Policía Estatal, así como las disposiciones administrativas a las que habrán de sujetarse para su utilización a fin de que la ciudadanía pueda identificarlos de una manera clara.


Esta transformación, que será paulatina, inicia con las áreas principalmente dedicadas al servicio operativo, patrullaje preventivo y táctico en el Estado. Cambia el uniforme de trabajo, principalmente en una primera etapa, para aquellos elementos cuya labor es el recorrido en carreteras y en operativos diversos.

Sin embargo, además del aspecto visual, que como principal característica resalta el camuflaje urbano en el uniforme oficial, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Jalisco busca evitar el mal uso de las prendas, su regulación y las disposiciones aplicables a aquellos que hagan un uso irresponsable de los mismos. Por lo cual, la búsqueda de estas prendas se llevó a cabo tras un proceso de varios meses y con los más altos rigores de calidad, demandando una inversión de poco más de 4 millones de pesos.

En esta primera etapa la Secretaría de Seguridad Pública de Jalisco adquirió 2 mil uniformes, que constan de camisola tipo Otan corte recto sin valenciana con estampado de camuflaje urbano con sellos, números, letras y escudo de la institución; pantalón de asalto corte recto sin valenciana con el mismo estampado y sombrero tipo australiano, mismos que serán entregados a mil elementos, inicialmente a aquellos que participan en el patrullaje y operativos que realizan las diversas direcciones de la Policía Estatal.

Los nuevos uniformes de la corporación están basados en el modelo ACU (Army Combat Uniform) y la tela con la que fueron elaborados no se deslava aún en la circunstancia más agresiva para la tela (proceso vat print). Dicha tela está compuesta por 65% polyester y 35% algodón industria americana y fue hecha exclusivamente para la corporación estatal.

Para la adquisición de dichos uniformes, el Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de Seguridad Pública, así como de la Secretaría de Administración, se apegaron a los lineamientos que marca la Ley de Adquisiciones vigente, en específico al Artículo 13 Fracción V.

En lo que resta del presente año, se espera la entrega de otros dos mil uniformes similares. Además de que se buscará que para el ejercicio 2010 el Congreso del Estado autorice más recursos para continuar con este proceso de cambio de imagen para agrupaciones como la de Custodia de Edificios cuyo uniforme requiere también de una renovación.

La Secretaría de Seguridad Pública informa que los jaliscienses sabrán que los policías son del Gobierno del Estado porque seguirán portando de manera visible el escudo característico de la institución.

Por su parte, los policías estatales tienen la obligación de cuidar al máximo dichas prendas considerando que se encontrarán bajo su resguardo y responsabilidad, y ante cualquier anomalía deberán denunciarlo o reportarlo a la autoridad superior para evitar un uso inadecuado del uniforme.

No hay comentarios.: